Hormigón autocompactante

El hormigón autocompactable o autocompacto (HAC) representa un avance tecnológico importante en el campo del hormigón. Los primeros desarrollos se realizaron por Okamura en Japón a finales de los años 80 y su utilización se ha ido generalizando en los países más avanzados durante los últimos años.

El HAC se puede definir como aquel hormigón que es capaz de fluir en el interior del encofrado, rellenando de forma natural el volumen del mismo pasando entre las barras de armadura y consolidándose únicamente bajo la acción de su propio peso sin compactación interna ni externa (Okamura, 1997), todo esto sin segregación o indicios de bloqueo. Es especialmente adecuado para piezas prefabricadas o donde la complejidad del armado sea alta.

Según la anterior definición las características fundamentales que debe presentar un hormigón autocompactable son:

  • Elevada fluidez.
  • Elevada cohesión. La elevada fluidez no debe implicar nunca segregación o exudación.
  • Adecuada viscosidad plástica.
  • Deformabilidad en estado fresco.

 

En definitiva, el HAC es un hormigón que en su estado fresco posee un bajo grado de fricción entre sus partículas que le confiere una fluidez adecuada y que simultáneamente está dotado de la viscosidad necesaria para asegurar la cohesión y evitar la segregación. Para más información, os dejo este link: http://www.ieca.es/Uploads/docs/Buron%20-%20Fernandez-Gomez%20-Garrido%20-%20autocompactante.pdf

Os paso un par de vídeos donde se puede ver la puesta en obra de este tipo de hormigón. Espero que os gusten.

Referencia:

Okamura, H. (1997), “Concr. Intnl.”, Vol.19, nº.7, pp.50-54.