Publicada By  Víctor Yepes Piqueras - SEGURIDAD Y SALUD    

 Uno de los suministros imprescindibles para poder ejecutar una obra de construcción es sin duda la energía eléctrica. Esta es distribuida por el interior de la obra a través de la instalación provisional correspondiente. El suministro puede venir dado desde la línea de baja tensión correspondiente, o bien a través de generadores si no se dispusiera de este servicio. Toda instalación provisional debe contar con un cuadro eléctrico principal y una cantidad de cuadros secundarios cuyo número variará en función del tamaño de la obra, plantas del edificio o medios auxiliares que lo requieran.

A continuación os dejo un vídeo donde se explican las medidas de seguridad al respecto.

 

 

 

 

7 diciembre, 2014