Publicada By  Víctor Yepes Piqueras - Equipos para el transporte y la colocación del hormigón, MAQUINARIA Y PROCEDIMIENTOS CONSTRUCTIVOS DE CIMENTACIONES Y ESTRUCTURAS    

http://www.putzmeister.es/

Las bombas de émbolos de hormigón de tubo o trompa oscilante (trompa de elefante) son bombas alternativas compuestas por dos cilindros sumergidos en el hormigón dispuestos en tándem y conectados a la tubería de impulsión. La conexión entre ellos se efectúa por medio de un tramo de tubo o trompa que oscila alternativamente para acoplarse por un extremo sucesivamente a cada cilindro, mientras que por el otro se mantiene acoplado a la conducción. Su sencillez hace que sea cómo para hormigones difíciles de bombear. Tenemos varios tipos:

  • De trompa rápida (CS y C), más frecuente en autobombas. Altas presiones de hormigón (hasta 57 bar) y elevados caudales (hasta 56 m3/h). Permite utilizar sin problemas mangueras largas.
  • De tubo oscilante (S), más frecuente en equipos estacionarios y para bombas de hormigón sobre remolque. Este sistema incorpora cilindros unidos a cilindros hidráulicos que van girando alternadamente. Con hormigón en la tolva, y la bomba funcionando, el hormigón del cilindro se retrae, amoldándose dentro del cilindro. Altos caudales (67 – 80 m3/h) y elevadas presiones (75 – 50 bar). Presenta un rendimiento alto con pocas carreras.

Bomba CS en disposición transversal. http://www.putzmeister.es/

Bomba de émbolo S en disposición longitudinal: vista general. http://www.putzmeister.es/

Cuando los cilindros de la bomba empuja al hormigón hacia la tubería de transporte, la sección de la columna de hormigón se reduce al diámetro de la tubería (100 o 125 mm) desde que pasa por el tubo oscilante (“C” o “S”). Ello representa un alargamiento y un aplastamiento transversal del hormigón considerable, además de un notable aumento de la velocidad y el correspondiente incremento de la capa lubrificante periférica por unidad de volumen del hormigón. Para reducir las resistencias de transporte relacionadas, la reducción de la sección transversal tiene lugar de forma continua (sin escalonamientos) sobre un tramo suficientemente largo. La reducción de sección tras la bomba proporciona además una prueba de bombeabilidad: si un hormigón “difícil” supera sin problemas este “obstáculo”, significa que efectivamente es bombeable y que es poco probable que forme un tapón en la tubería a consecuencia de una composición incorrecta.

Os dejo a continuación unos vídeos donde podemos ver el funcionamiento de este tipo de bombas. El primero de ellos muestra el funcionamiento de un modelo de tubo oscilante S.

Referencias:

MARTÍ, J.V.; YEPES, V.; GONZÁLEZ, F. (2014). Fabricación, transporte y colocación del hormigón. Apuntes de la Universitat Politècnica de València. 189 pp.

PUTZMEISTER. Tecnología del hormigón para bombas de hormigónhttp://www.pmw.co.in/pm_india/data/BP_2158_E.pdf

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

16 febrero, 2018